Cómo elegir un casco de seguridad 2021 | HN Tools

Como elegir un casco de seguridad

El casco de seguridad se puede incluir entre los elementos de seguridad y protección (EPP), es fundamental para prevenir accidentes y lesiones en la cabeza, ya que las lesiones en esta parte del cuerpo pueden afectar a nuestras capacidades físicas y mentales ya que el cerebro es el centro de mandos de todo nuestro cuerpo.

Según la normativa oficial española NTP 228, en referencia a los cascos de protección se clasifican en:

  • Cascos de protección N: protegen ante la caída de objetos romos con una energía máxima de impacto de 4,5 Kgm y a la caída de objetos puntiagudos con energía máxima de impacto de 1 Kgm. Están preparados para un margen térmico entre 5 y 50 ºC y no les afectan las condiciones de humedad ni lluvia.
  • Casco de protección E-B: Su resistencia es la misma que la de la clasificación N, la única diferencia es que estos resisten a temperaturas entre -15 y 50 ºC.
  • Cascos de protección E-AT: Este modelo de cascos también tiene la misma resistencia que los N, pero están preparados para su uso en tensiones de hast 20 kV. Su diseño es específico para proteger riesgos mecánicos en situación con características dieléctricas con el objetivo de prevenir contactos eléctricos accidentales.

Todos los modelos de cascos homologados por el Ministerio de Trabajo deben cumplir las consideraciones de ergonomía y los siguientes requisitos:

  • Su peso debe ser inferior a 450 gramos.
  • El volumen de aireación debe permitir que la luz libre supere los 21mm.
  • La anchura de la banda de contorno que rodea la cabeza tendrá un mínimo de 25mm de ancho.
casco de seguridad

Elección del casco de seguridad

La responsable de la elección y suministro del equipo de protección y seguridad a los empleados es, siempre, la empresa; ésta será quien seleccione la marca y el modelo que mejor se adapta a las necesidades de cada puesto. Pero, en la selección de casco, deberá contar con la participación del empleado, ya que estos pueden tener circunstancias o características individuales a tener en cuenta.

Deben tenerse presentes las siguientes consideraciones:

  • El casco debe adaptarse correctamente a la cabeza, de forma que no se desprenda con facilidad al mínimo movimiento.
  • El arnés debe adaptarse correctamente a la cabeza sin producir molestias o incomodidades a quien lo porta.
  • Los cascos deben pesar lo mínimo posible (teniendo en cuenta que el peso máximo serán 450 gr).
  • Debe evitarse el barboquejo puesto que es una fuente adicional de riesgo.
  • Si existe riego de radiación en el puesto, los cascos deberán ser de policarbonato o ABS (acrilonitrilobutadieno-estireno) para evitar su envejecimiento prematuro y, preferiblemente, de colores claros ya que estos absorben la mínima energía posible.