¿Cómo elegir un compresor industrial? Tipos y usos

Suministros industriales / Compresor industrial

El aire comprimido se utiliza en una gran cantidad de procesos industriales, por eso es necesario saber el funcionamiento y qué tipo de compresor industrial es mejor para el uso que se va a darle.

La presencia en el mercado de muchos modelos y múltiples opciones a nivel tecnológico puede hacer que la compra de un compresor industrial sea una empresa difícil. Para ayudarte en esta decisión hemos elaborado este post en el que te enseñamos a elegir el compresor industrial más adecuado para tu empresa.

¿Qué valorar al comprar un compresor industrial?

Al comprar un compresor industrial no solo debemos valorar el precio del mismo, sino también los costes vinculados a su uso como pueden ser el consumo de energía y los costes de mantenimiento.

Por tanto, al precio de compra del compresor deberemos sumarle la energía consumida y el precio de mantenimiento a lo lago de los años. De esta manera tendremos una visión global del coste real de la compra.

Además de centrarnos en modelos que reduzcan el consumo de electricidad en la medida de lo posible, elegiremos el compresor industrial más adecuado a nuestras necesidades. Hay que tener en cuenta tres factores fundamentales: el uso, el tipo y la duración del uso.

compresores industriales

¿Para qué necesito aire comprimido?

La primera pregunta que hay que hacer es qué uso se le da al aire comprimido generado por nuestro sistema de compresores industriales. ¿Potenciar otras máquinas? ¿Realizar operaciones como soplar vidrio, pintar o producir aire medicinal? ¿Qué presión mínima se requiere para que el sistema funcione correctamente?

Dependiendo del uso final, derivamos los tres parámetros clave que necesitaremos durante la fase de compra:

  • El volumen de aire comprimido (expresado en m3 por unidad de tiempo) y la presión de salida (en bar).
  • El número de usuarios a los que hay que alimentar
  • La pureza requerida

 El volumen y la presión de salida los encontramos en las especificaciones técnicas de cada compresor. Para la clase de pureza, se deben seguir las normas ISO y las normas sobre aire comprimido, que son diferentes para cada tipo de uso. Por ejemplo, el aire médico requiere aire comprimido 100% libre de aceite. Sin embargo, para los usos industriales clásicos, la presencia de rastros de petróleo no es un factor determinante.

El volumen de aire comprimido producido en la salida debe compararse entonces con el número de equipos/usos conectados y su consumo.

¿Por cuánto tiempo se utiliza el compresor industrial?

En algunos casos el compresor industrial funciona de manera continua, en otros casos el uso es más esporádico, por ejemplo, en un taller de inflado de neumáticos. El uso es un parámetro esencial para la elección del tipo de compresor, así como para la definición de su potencia.

Cuando el uso del aire comprimido es discontinuo, se debe elegir un compresor de pistón. El compresor de tornillo, debido a su construcción, es mejor para usos continuos para mantener la temperatura interna y evitar los fenómenos de creación de condensación dentro de la máquina.

Tipos de compresores industriales

Una vez aclarado el uso que debemos hacer del aire comprimido, para elegir el compresor industrial más adecuado a nuestras necesidades, primero debemos conocer las diferentes tecnologías y sus ventajas e inconvenientes.

COMPRESORES DE PISTÓN

La compresión se logra mediante uno o más pistones que se deslizan dentro de los cilindros. Es la tecnología más madura disponible, todavía apreciada hoy en día por su versatilidad. Los compresores de pistón se recomiendan generalmente para aplicaciones en pequeñas plantas industriales.

COMPRESORES DE TORNILLO

La compresión se hace pasando el aire a través de dos tornillos que, al girar, atrapan el aire comprimiéndolo. Se dispone de igual potencia, lo que hace que los compresores de tornillo sean la elección ideal para plantas industriales medianas y grandes. Otra ventaja es la posibilidad de variar la potencia de forma continua mediante la aplicación de variadores de frecuencia en el motor eléctrico. Hay tanto lubricados como libres de aceite. Estas son máquinas rotativas que generan menos vibración y ruido que las máquinas de pistón alternativas.

TURBOCOMPRESORES

Hasta ahora hemos hablado de compresores volumétricos, máquinas que aumentan la presión reduciendo el volumen ocupado por el aire. En los compresores dinámicos, o turbocompresores, la compresión tiene lugar explotando la energía cinética impresa en el fluido. Son la solución tecnológica más moderna, que asegura los más altos niveles de eficiencia, ahorro y reducción de ruido.

Una ventaja particular de los turbocompresores es la ausencia total de aceite, una característica que los hace especialmente adecuados para usos industriales específicos que van desde la asistencia sanitaria, al vidrio, hasta la purificación del medio ambiente.

Ya tienes toda la información sobre cómo elegir el mejor compresor industrial más adecuado para tu empresa. Sin embargo, si todavía tiene dudas o preguntas, puedes contactar con nosotros y te ofreceremos asesoramiento sin compromiso.

También te puede interesar:

sistemas de aire comprimido

Sistema de aire comprimido: Cómo lograr la eficiencia energética

Suministros industriales / Sistemas de aire comprimido Desde hace años, las empresas trabajan en la búsqueda de soluciones que permitan la optimización de sus recursos, tanto económicos como no económicos, respetando el medio ambiente y las respectivas políticas empresariales dirigidas a su negocio. Cuando se trata del concepto de eficiencia en los sistemas de aire

Leer Más >>