Enchufes rápidos

Los enchufes rápidos son conectores o accesorios utilizados para acoplar líneas de fluidos con equipos que requieren conexiones y desconexiones repetidas. Se utilizan tanto en aplicaciones hidráulicas como neumáticas, y están diseñados para un fácil manejo manual para su uso con accesorios de conexión principalmente en maquinaria móvil.

Tipos de enchufes rápidos

En HN Tools disponemos de diferentes tipos de enchufes rápidos para todo tipo de aplicaciones. Puedes solicitar información llamando al 976 465 540 o escribiéndonos a hntools@hntools.es

enchufe macho mignon

Enchufe macho

enchufe espiga

Enchufe espiga

enchufe pasatabiques espiga

Enchufe pasatabiques espiga

enchufe hembra

Enchufe hembra

enchufe pasatabiques macho

Enchufe pasatabiques macho

enchufe sin obturador macho

Enchufe sin obturador macho

enchufe tubo con muelle

Enchufe tubo con muelle

enchufe pasatabiques espiga

Enchufe pasatabiques con muelle

enchufe sin obturador hembra

Enchufe sin obturador hembra

enchufe tubo

Enchufe tubo

¿Cómo funciona un enchufe rápido?

Su diseño es simple: un extremo macho o enchufe se inserta en un extremo hembra o enchufe para hacer un cierre seguro y sin fugas. A veces se les llama “empujar para conectar” porque para ello sólo se necesita un rápido empujón.

Suelen tener un manguito unidireccional para permitir la separación con una herramienta cuando se monta un acoplamiento con abrazadera. Los manguitos de dos vías permiten la desconexión con una sola mano. En los diseños bidireccionales, al girar y tirar de los dos extremos se rompe la conexión.

Estos enchufes rápidos de cierre estanco son creados por varios diseños, incluyendo:

Tipo bola o cojinete, en el que las bolas cargadas por resorte se alojan en cavidades para hacer la conexión. Este es el tipo más común, porque se pueden desconectar con una sola mano.

Los diseños de cara plana eliminan los problemas de presión atrapada en una línea, así como la fuga de fluido hidráulico o aire eliminando la cavidad donde el fluido o el aire descansa. Pueden ser de tipo “empujar para conectar” o roscado, enroscados. Los acoplamientos de cara plana proporcionan un alto flujo y una baja caída de presión y su característica de bloqueo de la manga reduce el cambio de conexión accidental.

Los diseños sin bloqueo se utilizan mejor cuando puede haber cambios frecuentes del acoplamiento, como los neumáticos utilizados en aplicaciones médicas o de prueba. Suelen venir con una válvula de autosellado que mantiene el fluido en la línea para evitar cualquier fuga.

Los acoplamientos de bayoneta son fáciles de conectar. El usuario conecta los dos extremos y, una vez que se conectan, da un cuarto de vuelta a los dispositivos para empujar el extremo macho en el enchufe hembra. Girándolos un cuarto de vuelta en la otra dirección se pueden desenganchar y separar fácilmente. Aunque se utilizan en la hidráulica de alta presión, son más comunes en las aplicaciones neumáticas.